Saltar al contenido

¿Una nueva pandemia?

Por Emilio Cruz López

Antes de abril de 2022, la infección de la viruela del simio solamente se había reportado en ciertas regiones de África. Sin embargo hoy se están reportando casos en Europa, América y Oceanía ¿Tendrá implicaciones para los sistemas sanitarios de los países del mundo? ¿Se convertirá en una pandemia? ¿Estamos preparados para eso?

El elemento preocupante es el hecho de que los Estados que están sufriendo la mayoría de los estragos son aquellos que no tienen recurrentemente casos de brote de viruela del simio, a diferencia de la República Centroafricana, Nigeria, Camerún y la República Democrática del Congo, donde la enfermedad es endémica.

El New England Journal of Medicine ha reportado miles de casos, aproximadamente 45.355 en más de 99 países, y la Organización Mundial de la Salud (OMS) ya la ha declarado “emergencia sanitaria”. A pesar de que los pacientes con el virus solamente necesitan atención general, ya existe un tratamiento preliminar para tratar la enfermedad. No obstante, la OMS sigue recomendando que en cuanto las vacunas estén listas el suministro de las mismas debe ser equitativo con base en la población de los países. 

La problemática de la vacuna es tan solo una de las muchas temáticas que están preocupando a los Estados. La movilización de recursos contra la viruela del simio en los países de altos ingresos afectados y más allá no tiene precedentes en la historia de la enfermedad. Después de la pandemia de COVID-19 ¿Cómo evitar una repetición de lo que ocurrió? ¿Las naciones con más recursos volverán a almacenar en exceso las vacunas?

La política exterior de los Estados tiene una relación directa con la salud global. Sin embargo, el virus no representa la misma amenaza para todos los países. Por ejemplo, la propagación de la enfermedad en los Estados Unidos no representa una amenaza a su seguridad nacional (tomando en cuenta la situación del virus actualmente). En cambio, para la mayoría de países en África, la propagación de la viruela está representando un riesgo humanitario


Ilustración | The Atlantic

Es importante no pasar por desapercibido hasta qué punto está en el control de los Estados los mecanismos de contención para combatir una pandemia, en lo general la atención de la política exterior para hacerlo está decayendo y por la coyuntura internacional que representa la Guerra en Ucrania para Europa y los Estados Unidos se ve complejo que sus políticas exteriores se moldeen para prevenir una futura pandemia.

Ante esto, los diferentes Estados que tienen la capacidad de combatir el brote de la viruela solamente lo están haciendo dentro de los límites de sus fronteras. En primera instancia sí debe darse un apoyo importante a la reconstrucción de instituciones y capacidades de su sistema de salud. Sin embargo, no se debe desestimar el diseño de una estrategia global tanto para la distribución de futuras vacunas como para la prevención del mismo, ya que -como ha pasado con el COVID-19- en cualquier momento el no tomar acciones para su prevención puede llegar a una eventual mutación de la viruela. 

Lamentablemente, es muy probable que una propuesta de esta naturaleza sea desestimada por los recursos que se necesitan para la reconstrucción interna a nivel mundial de sus sistemas de salud. Por ejemplo, Estados Unidos en los últimos días se ha negado a asignar más fondos nacionales e internacionales para controlar el COVID-19, que a pesar de que ha disminuido su intensidad, persiste en la sociedad, sobre todo con las personas más desfavorecidas.

El único camino hacia una gobernanza global reside en la propuesta que se ha estado trabajando en la revisión del Reglamento Sanitario Internacional, que de cierta forma, es lo más cercano que se tiene a un tratado internacional en materia de control de pandemias. En el mejor de los escenarios, la propagación de las últimas semanas de la viruela del mono ayudará a reforzar los esfuerzos y mecanismos para la gobernanza de las pandemias, pero no serán de efecto inmediato.


Emilio Cruz López (México): Estudiante Licenciatura en Relaciones Internacionales, Universidad Iberoamericana.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: