Saltar al contenido

El Messi de la educación

La formación académica es uno de los pilares fundamentales para el progreso y desarrollo de la sociedad, por este motivo es esencial que los gobiernos y autoridades generen políticas públicas sólidas para la preparación de los jóvenes. Hace ya bastante tiempo que Argentina, demás países latinoamericanos y de diversas partes del mundo vienen teniendo serios problemas en cuanto al aprendizaje y la incorporación de conocimientos en los niños y adolescentes que asisten a la primaria y secundaria.

Es de público conocimiento que hace tiempo Finlandia es la “campeona mundial en educación” según los informes PISA (Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos) y por esa razón, sus extraordinarios resultados nos dan un extenso material para reflexionar.

¿Qué son las pruebas PISA?

Son informes que emite la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) realizando un ranking entre diferentes países comparando las habilidades que tienen alumnos de 15 años de edad en áreas temáticas clave como Matemáticas, Ciencias Naturales y Comprensión Lectora, y estudian igualmente una gama amplia de resultados educativos como la motivación y estrategias de aprendizaje. Existe una participación de un gran número de países que hace mucho más rica e interesante el análisis de los informes. Los datos y la formulación de estadísticas se realizan a través de un moderno sistema con diversos “cuadernos” de dificultad equivalente para poder evitar el fraude en las pruebas y obtener resultados realmente transparentes.

En el momento en que la OCDE empezó a desarrollar los programas PISA, se comenzó a poner en el centro de la discusión a la crisis del régimen educativo y pedagógico en diversas regiones. Los resultados históricamente sitúan en la elite de la enseñanza mundial a estados como Japón, Corea del Sur y destacándose en lo más alto de los rankings en sucesivas ocasiones a Finlandia, pero ¿cuál es el éxito del orden educativo del país escandinavo?

Cambios y Transformaciones

Hasta la década del 60 la República Parlamentaria tenía ingresos medios, dependía de las exportaciones de pulpa y papel, y en el plano educativo un pequeño porcentaje de personas tenían formación académica. En 1968 se dio un giro copernicano a partir de una reforma educativa que permitió consolidar y organizar un sistema público realmente integral que asegurara la igualdad y equidad entre estudiantes de todos los estratos sociales hasta la edad de 16. Este cambio de paradigma sentó las bases para generar las características de políticas admiradas por el resto del mundo y distinguidas por dos elementos principales: igualdad y maestros altamente calificados.

La Escuela Básica y el bachillerato

La Escuela empieza a los 7 años, tiene una duración obligatoria de nueve años y el décimo es optativo pudiendo ser cursado por el alumno para mejorar su nivel y aclarar planes de carrera. En los primeros seis años de escolaridad hay un docente por grupo y los restantes tres, uno especializado en cada materia particular. Este nivel educativo está a cargo de los municipios que la brindan de forma gratuita conjuntamente con los libros, útiles escolares, comida y atención sanitaria. Luego de la culminación de los estudios básicos, los jóvenes pueden optar por seguir un bachillerato o educación técnica profesional.

La enseñanza secundaria es organizada por los municipios teniendo una duración de 2 a 4 años. Cada estudiante puede elegir sus propios cursos y también es gratuito. El título expedido se obtiene mediante la aprobación de un examen nacional que permite el acceso a la universidad o estudios de formación profesional según las preferencias y orientaciones personales que se tengan.

“La educación no cambia el mundo, cambia las personas que van a cambiar el mundo”

Paulo Freire, Pedagogo brasilero

El Sistema de Educación Superior

Se encuentra integrada tanto por universidades como escuelas superiores profesionales. En primer lugar, los quienes ingresan a la universidad son seleccionados según los resultados de sus estudios anteriores o exámenes de admisión. Hay universidades en casi todo el país en las cuales se pueden estudiar diplomaturas, licenciaturas y a su vez seguir carreras de posgrados y doctorados.

La preparación profesional tiene un enfoque mucho más práctico. Los requisitos para entrar a estos establecimientos son una titulación de formación profesional o la escuela media superior completa y en este caso, la admisión asimismo se da por un proceso de selección a partir de un estudio de antecedentes. Estas instituciones tienen una relación muy estrecha con el ámbito laboral y para aprobarlo se realizan prácticas profesionales y un trabajo final.

Los Docentes, su mayor tesoro

La labor del docente es altamente reconocida y estimada por la sociedad finlandesa, considerándola como una de las actividades más importantes para crear mejores condiciones de desarrollo y progreso tanto individual como colectivo. Personalmente encuentro que el trabajo del docente en la Argentina ha sido denigrado y poco valorado en los últimos tiempos, esto se ve claramente en los conflictos salariales constantes que se producen cada vez que comienza un nuevo ciclo lectivo. Maestros y profesores bien remunerados y reconocidos como actores esenciales para mejor nuestra sociedad, debe ser uno de los primeros pasos que deben darse.

Los educadores están altamente preparados: su proceso de enseñanza dura cinco años, es necesario tener una maestría y realizar prácticas previas. Quienes se destacan en sus estudios son captados rápidamente por el gobierno para en un futuro ocupar cargos docentes. Lo importante no son los materiales, libros, útiles o infraestructuras edilicias; lo que verdaderamente hace generar una formación de calidad para los finlandeses son los buenos profesores, que son respetados, preparados y bien pagos.

En cuanto a lo relacionado a la pedagogía que se brinda en el aula, no se utilizan nuevas técnicas modernas o innovadoras, se aplican métodos de aprendizaje tradicionales.

Uno de los otros tantos factores claves del éxito del país nórdico es la transparencia política y la escaza corrupción. Finlandia es el tercer país menos corrupto del mundo según el Índice de Percepción de la Corrupción (IPC) elaborado por Transparencia Internacional (TI). Los fondos públicos son destinados a donde han sido asignados y no a los bolsillos de la clase política.

Desde mi punto de vista, considero que la educación es vital para la construcción de una sociedad más justa e igualitaria. Una ciudadanía cada vez más instruida generaría un pueblo mucho más libre y exigente para con sus gobernantes. El éxito va más allá de una inversión suficiente ya que no es solamente gastar dinero, si no saber utilizarlo y darle el correcto destino a esos recursos. Lo que se aprende en la escuela son herramientas que le permiten a los educados ver distintas realidades, aprender a pensar y ser cada vez más libres.


Romano, Juan Martín (Argentina): estudiante de Abogacía, Universidad Nacional de Río Cuarto.

Un comentario sobre "El Messi de la educación" Deja un comentario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: